¿Ves?

Tomemos un tren para irnos de acá pero no vayamos tan lejos.

Así estamos. Sosteniendo cada uno su cerveza. Mirándonos sin conocernos. Sintiendo las tristezas de lejos, sabiéndolas ahí pero sin compartirlas del todo. Escuchando alguna banda de turno. Mezclados entre un mar de gente, riendo, cantando, tomando, disimulando como podemos todas esas cosas que sentimos. O no, no estamos disimulando. La alegría es real. Momentánea pero real. Somos nuestra versión más honesta. O eso creemos, necesitamos creer. Así estábamos cuando te vi. Sentí la tristeza acá nomás. Algo en los ojos, capaz. En el tono de tu voz. En las palabras suaves, lentas, casi como en un susurro. Tenías tanto para decir, solo te faltaba alguien dispuesto a escuchar. No pude ser yo. No puedo ser yo.

El problema siempre está en el después. Esa sensación de felicidad que se esfuma apenas sale el sol. Porque sabemos que no es real. Y no nos gusta la realidad. ¿Ves que no puedo ser yo? Quiero, de verdad. Pero no. Salí. Que va a llegar el día y te vas a dar cuenta. Y prefiero que no. Evitemos el momento incómodo en el que te diga que en realidad todo es horrible. Porque partimos de la base de que todo es horrible. Entonces da más o menos lo mismo. Si estás acá o no. Si te estoy escuchando o no. Pero te estoy escuchando. Te juro que sí. Esas palabras lentas. Ay, qué lentas. Dale, terminá de hablar. Sí, te dije que te estoy escuchando. No, no te estoy mintiendo. ¿Ves? Te avisé que no podía ser yo.

24/MAR/2017

20170414_200830-1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s